Saltar al contenido

Qué es un motor eléctrico: Cómo funciona y mucho más

qué-es-un-motor-eléctrico

Si deseas conocer ¿qué es un motor eléctrico?, se invita a continuar leyendo este artículo donde se explica su funcionamiento, sus partes y mucho más.

qué-es-un-motor-eléctrico-1

¿Qué es un motor eléctrico?

El motor eléctrico consiste en una máquina que funciona con electricidad como con un sistema rotatorio. Así mismo, tiene dependencia hacia las fuerzas de atracción y las fuerzas de repulsión que se generan por la circulación de la corriente eléctrica, que atraviesa dicha máquina, teniendo interacción con una bobina como con un imán de modo que, transforma la energía eléctrica en energía mecánica de rotación para ser aplicada en un área determinada.

Este tipo de máquina se le conoce también como motor electromagnético, debido a los campos magnéticos que se generan con la circulación de las corrientes en su interior. Por lo tanto, la energía electromagnética es fundamental para el funcionamiento óptimo de la rotación del motor; de la misma manera, se realza la importancia de los motores eléctricos en sociedad, debido a que estos tienen una amplia gama de usos en la fabricación de otros objetos de uso diario, como son los automóviles, cafeteras, ventiladores, refrigeradores, entre otros.

Los motores eléctricos de corriente alterna pueden ser monofásicos o trifásicos eso depende de la parte fija y de la parte móvil que estos tienen,  las cuales son conocidas como estator(fija) y rotor(móvil);  las fases de su funcionamiento depende de la estructura de la máquina, a la cantidad de bobinas que tiene en su interior y de la configuración de cada uno de los circuitos implementados en el motor para la generación de la inducción magnética, en conjunto con el flujo de la corriente que circula en todos sus componentes.

Debido a la versatilidad de los motores trifásicos, son los más utilizados gracias a que su estructura garantiza que el proceso de arranque de la máquina sea ejecutado de manera exitosa. A su vez, las interacciones de los campos magnéticos se incrementan luego del arranque, permitiendo que los giros en el equipo junto al estator aumenten su velocidad de forma progresiva.

Este procedimiento, se explica por medio de la Ley de Lenz, debido a las tensiones inducidas durante su funcionamiento, influyendo estas en la generación de un campo giratorio, que siempre se opone al corte de las líneas magnéticas.

Para conocer sobre el principio en que se basa el sistema rotatorio de un motor eléctrico, se invita a ver el siguiente vídeo:

Funcionamiento

Para entender qué es un motor eléctrico, se debe conocer su funcionamiento específico, ya que utiliza la corriente continua como la corriente alterna para la ejecución de los movimientos rotatorios que, son generados por el campo magnético y por la inducción electromagnética, que se ejerce en el interior del motor; con los avances tecnológicos se ha logrado aumentar el rendimiento de esta máquina, para obtener mejores resultados en su uso.

Su funcionamiento está basado en que, el movimiento de la corriente eléctrica debe tener una interacción con un campo magnética, para que el desplazamiento continúe de forma perpendicular en el interior de la máquina, según las líneas de acción generadas por el campo magnético; dependiendo de la polaridad que se establezca, la direcciona de la corriente puede variar, para esto se tienen componentes encargados de este movimiento eléctrico.

Partes

Conociendo qué es un motor eléctrico es importante, tener en cuenta cuáles son sus partes y las funciones que estas tienen. Entre ellas están las espiras, que se encargan de aportar la fuerza mecánica durante la ejecución del movimiento rotatorio, por lo que, al disponer de una gran cantidad de espiras, la fuerza que se ejerza va a ser mayor, produciendo más movimientos rotatorios en la máquina, esto depende de la actividad en que se le ha va aplicar al motor.

Las espiras deben estar colocadas sobre un eje que le corresponde, de modo que se genere la rotación por una parte móvil, la cual se le conoce como “Rotor”; entre la primera espira y la última que se encuentran colocadas de forma conjunta, se les conoce como “Bobinado del Motor”, el cual consiste en un cable que enrolla las espiras para la rotación del eje rotatorio del motor.

A través del bobinado del motor, la corriente eléctrica circula por el alambre hasta la última espira que se encuentra enrollada, de esta forma se produce el movimiento rotatorio en el eje que genera la fuerza en el motor eléctrico transformando la energía eléctrica en energía mecánica. Por otro lado, el rotor está compuesto por varios imanes que se encargan de generar los campos magnéticos, entre ellos se tiene una parte fija que se le conoce como “Estator”.

Te puede interesar  Resistencia eléctrica: ¿qué es?, ¿cómo funciona?, y más

Otra parte del motor eléctrico consiste en la base, que es donde se coloca el rotor, el estator y también, el bloque con las espiras y los imanes; de esta forma toda la máquina gira sobre el rotor, pero, estos movimientos no se ven a simple vista debido a que, disponen de un bloque que abarca todos estos componentes que se le conoce como “Carcasa del motor”.

También, dentro del motor hay una pieza denominada como “Escobillas”, que se encuentran junto a la bobina, esta se encarga de la entrada y salida de la corriente; en el caso de que el tipo de motor eléctrico desplace la corriente continua, estos disponen de “Delgas” , debido que las propiedades electromagnéticas de estas piezas, permiten el movimiento de la corriente continua por la bobina de modo que, se genera el campo magnético y se presenta la transformación de la energía electromagnética a energía mecánica.

Electromagnetismo

Para comprender qué es un motor eléctrico, es necesario conocer sobre el concepto de electromagnetismo, que consiste en una teoría que, describe el comportamiento y la interacción de los campos magnéticos en conjunción con los campos eléctricos, de modo que, se pueda entender estos fenómenos físicos que, se generan por el flujo de electricidad que circula entre componente pertenecientes a la estructura de los dispositivos mecánicos y de los eléctricos.

Michael Faraday, es conocido por el descubrimiento de la inducción electromagnética, y su descripción de las interacciones que se generan en los campos; sin embargo, también se puede hablar del científico Hans Christian Oersted, el cual realizó un experimento para exponer la relación que existe entre la electricidad con el magnetismo, dicho experimento se basaba en el uso de una brújula junto a un cable colocado a su alrededor.

Por medio de este experimento, la corriente se desplaza por el cable llegando a la aguja de la brújula, las cuales disponen de un imán giratorio, de esta forma, la aguja empezaba a moverse por el campo magnético que se producía con el imán; esto se debe gracias a la fuerza de repulsión y la fuerza de atracción de metales, que se le denomina como “Magnetismo”, siendo este fenómeno la definición de todo este proceso ejecutado durante el experimento antes mencionado.

El campo magnético se puede generar fácilmente con el uso de un imán, dado que este tiene dos polos siendo estos el Norte y el Sur, ubicados en los extremos del imán, debido a esto, si se coloca junto a otro imán se pueden observar cómo actúa fuerza repulsiva o la fuerza de atracción que interaccionan con las líneas magnéticas, esto depende si los polos son iguales o si son diferentes.

En el caso de que se coloquen dos imanes con polos iguales se van a repeler mientras, que si sus polos son diferentes se van atraer entre sí, demostrando estos conceptos físicos de forma clara; es por medio, de la aplicación de estos fenómenos que, se puede explicar que es un motor eléctrico y su funcionamiento, ya que este se basado fundamentalmente en estos movimientos magnéticos.

La corriente genera las dos fuerzas magnéticas por medio del conductor, y con el imán se produce la interacción de los fenómenos físicos, dependiendo de la estructura y la composición que se establezca en un motor, se puede aplicar para una corriente continua o una alterna, para el primer caso el imán debe estar fijo, y para el segundo caso, el campo magnético debe estar en un estado giratorio de modo que se genera una diferencia en la potencia magnética que este tenga.

Si te pareció interesante este post, te invitamos a leer nuestro artículo sobre: empalmes eléctricos.

Qué es un motor eléctrico: Cómo funciona y mucho más
Votame

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar