Saltar al contenido

El futuro de la industria 4.0 – Robots, Automatización e Inteligencia Artificial

La robotización y la automatización del trabajo son procesos naturales que van en aumento en distintos sectores de las empresas. Sin embargo, esto no significa que los puestos estén totalmente automatizados y, por consiguiente, que no haya necesidad de contratar personal.

El objetivo, es apoyar a los empleados en sus actividades y aumentar sus capacidades y potencial. Se estima que los robots aparecerán en todas las ramas de la industria dentro de unas decenas de años. Sin embargo, no serán los típicos sistemas mecánicos con los que nos enfrentamos hoy en día, sino dispositivos inteligentes, mediante los cuales podremos alcanzar nuestros objetivos de forma más rápida y eficaz.

La cooperación entre el hombre y la máquina no sólo puede aumentar la eficiencia del trabajo, sino también mejorar su calidad y forma de vida.

¿Qué es la Industria 4.0?

En relación con el proceso de robótica y automatización que ya estamos tratando, el término Industria 4.0 se emplea muy a menudo para referirse a la cuarta revolución industrial. Está directamente relacionado con la aplicación de robots industriales en los procesos de producción y la integración del trabajo humano y de las máquinas.

Además, el concepto se refiere al procesamiento de datos y a la aplicación de nuevas tecnologías. La industria 4.0, también está relacionada con la digitalización de la producción, que consistirá en conectar dispositivos y sistemas, entre otros a través de Internet.

Esto también permitirá el análisis rápido de los datos de producción, cuyas cantidades son enormes. También habrá un gran cambio en los procesos relacionados con la gestión de la producción. La revolución industrial va a conducir al abandono de los procesos lineales y los métodos de gestión tradicionales en favor de procesos no lineales y una amplia red de conexiones.

¿Qué otros cambios implica este concepto?

  • Funcionamiento autónomo de los sistemas que cambiarán su estructura y funciones.
  • La producción será más flexible, personalizada y por lo tanto menos costosa.
  • El uso de nuevas tecnologías como la computación en nube, la impresión incremental, el análisis extensivo de Big Data, la inteligencia artificial y los robots de colaboración.

La creación de fábricas inteligentes

El término Industria 4.0 está directamente relacionado con las fábricas inteligentes. Se supone que utilizan sistemas ciberfísicos, métodos completamente nuevos de organización de la producción y el llamado Internet de las cosas. Este último término se conoce a menudo como el “Internet del futuro” y está relacionado con los datos producidos por todos los objetos inteligentes de los que nos rodeamos cada día.

Esto se debe a que se supone que se utilizan de tal manera que mejoran al máximo la vida humana.

El valor del mercado de los Objetos de Internet crece constantemente, lo que está directamente relacionado con el aumento del gasto en tecnologías inteligentes, especialmente en el sector doméstico. Las oportunidades que ofrece esta tecnología ya se están utilizando, entre otros, en los sistemas de gestión del tráfico urbano, lo que reduce los atascos, o en la gestión del agua.

Pero, ¿qué se supone que destacan las fábricas inteligentes?

  • La personalización de productos.
  • Minimizar la participación de los empleados en los procesos de fabricación.
  • Eliminar las cintas de montaje y las líneas de producción tradicionales en favor de los carros de transporte autónomos.
  • Uso de etiquetas RFID, es decir, chips especiales que almacenan y envían datos mediante ondas de radio. Gracias a su colocación en los productos será posible seleccionar automáticamente las herramientas por medio de las máquinas herramientas.
  • El uso de la Internet de las cosas para vigilar los procesos de producción y controlar el consumo de energía, lo que permitirá una mejor optimización de la producción y la mejora de la eficiencia.

En la actualidad, el concepto de “fábrica inteligente” no se conoce ni se comprende del todo, especialmente en la medida en que se ha presentado anteriormente. Sin embargo, un número cada vez mayor de empresas manufactureras declaran que utilizan ciertos elementos y tecnologías relacionados con este aspecto de la Industria 4.0.

Beneficios de la robotización industrial y los procesos de automatización

El uso de robots industriales en una empresa tiene muchas ventajas, tanto para la empresa como para el empleado. Una de las mayores ventajas es la posibilidad de sustituir a un ser humano en lugares donde su salud y a veces incluso su vida está en riesgo. En este caso podemos mencionar por ejemplo las plantas de soldadura industrial, donde los robots han sido utilizados con éxito durante muchos años.

Gracias a ello, las empresas pueden contar no sólo con elementos manufacturados de muy alta calidad, sino también con una muy alta eficiencia. Esto se traduce a su vez en la optimización y estandarización de los procesos y en una importante reducción de los costes. Los empleados no están expuestos a procesos perjudiciales.

Te puede interesar  Condensador Electrolítico ¿Qué es y para qué sirve?

En este contexto, las tareas cuya naturaleza no sólo es peligrosa sino también tediosa y difícil son realizadas por robots, mientras que los empleados pueden centrarse en la gestión de la producción.

¿Cuáles son los beneficios de la robotización y la automatización en relación con otras industrias?

Aumento de la producción y la productividad

Este es uno de los beneficios más indicados para las empresas. Es el resultado de la posibilidad de aumentar la capacidad de producción. Una de las características de la robotización es la falta de tiempo de inactividad y la aceleración de los procesos, lo que afecta directamente al aumento de la producción.

La robotización también permite un mejor uso de los activos de la empresa, lo que se traduce en una mayor productividad.

Reducción de los costos de producción

El beneficio de la reducción de los costos de producción está directamente relacionado con la mejora de la productividad. Gracias a los procesos de automatización, el costo unitario de producción de los elementos disminuye debido al menor consumo de materias primas y a la aceleración de los procesos.

Además, la robotización permite la supervisión de los procesos de fabricación y, por consiguiente, la rápida identificación de las pérdidas y los costos.

Aumento de las ventas de productos y mejora de la competitividad de la empresa

Uno de los factores más importantes que influyen en la decisión de comprar un producto determinado es su calidad y su precio. Gracias a la robotización, las empresas no sólo pueden mejorar la calidad de los productos ofrecidos, sino también ofrecer un precio más atractivo reduciendo los costes de producción.

Es más, las fábricas inteligentes pueden producir productos personalizados que satisfagan las preferencias de los clientes.

Esto a su vez aumenta la competitividad de la empresa, que tiene la oportunidad de crear una oferta única en el mercado. Además, las empresas que han implementado procesos relacionados con la automatización y la robotización son capaces de reaccionar más rápidamente a los cambios que se producen en el mercado, ajustándose a sus requerimientos.

Controlando el ciclo de vida del producto y ajustándose mejor a las necesidades del cliente

Mediante el uso, entre otras cosas, de las ya mencionadas etiquetas de RFID, la compañía es capaz de rastrear el ciclo de vida de su producto en cada etapa de la producción, transporte, servicio y reciclaje. Es más, incluso en la etapa de uso del cliente, el producto transmitirá datos sobre los parámetros y el estado técnico.

La posibilidad de obtener información sobre la forma en que se utilizan los productos permitirá mejorarlos y adaptarlos aún mejor a las necesidades de los futuros usuarios.

Tecnologías del futuro

La industria 4.0 implica el uso de tecnologías nuevas y en constante evolución que permitirán implementar cambios en las empresas, tanto en los métodos de producción como en la gestión de la producción y la información.

La inteligencia artificial en la industria

La automatización y la robotización son dos procesos inevitables en la industria a gran escala. Esto no significa, sin embargo, que las máquinas deberían apartar a las personas, creando una competencia imbatible para ellas. Los expertos sostienen que el aumento de la participación de los robots en los procesos de producción requerirá un mayor apoyo de los empleados.

Las máquinas inteligentes serán equipadas con sensores especiales, gracias a los cuales podrán recoger datos sobre su trabajo. De esta manera será posible predecir la aparición de fallos y optimizar el proceso de producción. Además, gracias al uso de tecnologías modernas, los robots podrán aprender y resolver problemas muy complejos y tomar decisiones.

Los robots cooperantes

Los robots de colaboración son cada vez más populares y se distinguen por sus sistemas de control extremadamente avanzados. No sólo pueden ser implementados rápidamente en tareas, sino que también pueden ser reprogramados. Están diseñados para trabajar con los humanos, realizando las tareas más problemáticas y que más tiempo consumen.

Su mayor ventaja es y será la facilidad de implementación en los procesos y la falta de necesidad de que los empleados tengan conocimientos especializados de programación de máquinas.

Referencias Botland IOT

El futuro de la industria 4.0 – Robots, Automatización e Inteligencia Artificial
Votame

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar